El agotamiento laboral

A lo largo de nuestra vida pasamos por ciertas circunstancias que provocan agotamiento laboral, mental y físico, ya que nos restan la energía necesaria para vivir el día a día con normalidad. 

La situación a la que nos hemos enfrentado estos últimos meses a causa de la pandemia por Covid-19 ha generado muchas emociones en nosotros pero, sin duda, la principal consecuencia ha sido el cansancio mental, debido al nivel de estrés que genera la incertidumbre y las preocupaciones.


Las señales comunes de agotamiento incluyen:

Sentirse emocionalmente drenado y con malestar mental. Náuseas. Ser incapaz de dormir o lidiar constantemente con enfermedades como resfriados.

Sentir que tus colegas o jefes te aíslan, sentirte constantemente menospreciado o marginado por ellos.

Sentir que no estás haciendo tu mejor esfuerzo personalmente, o que de manera regular trabajas sin entusiasmo.

“Hay muchas cosas que pueden pasar cuando las personas comienzan a tener este problema en el trabajo”. 
“Hay cosas como el ausentismo, el abandono, pero también consecuencias en términos de errores, como no ser cuidadoso con el trabajo que haces”. 

Vemos mucha dificultad para llevarse bien con las personas (están enojados o son agresivos).

Biológicamente no estamos hechos para permanecer en estado de estrés intenso todo el tiempo. Nos perdimos en la idea de que la única manera de ser productivo es estar pendiente todo el tiempo”.

Maneras de combatir el agotamiento en el trabajo

Si estás sufriendo de agotamiento en el trabajo o si cualquiera de estos síntomas te suena familiar, hay algunas cosas que puedes hacer ahora, antes de que puedas tomarte unos días para recuperarte. (Aunque definitivamente debes considerar tomarte un descanso para recuperarte, si puedes).

La respiración enfocada, que puede intervenir en el sistema nervioso parasimpático para ayudarte a reducir o controlar el estrés.

Las pausas frecuentes, de preferencia de cinco minutos cada 20 minutos transcurridos en una misma actividad o sentado en tu escritorio.

Sillas y escritorios ergonómicos, como un mueble que te permita trabajar sentado o parado, o incluso una pequeña planta en tu oficina.

Un mentor de confianza con quien puedas hablar y crear otras estrategias para lidiar con problemas relacionados con el trabajo.

Un pasatiempo ajeno al trabajo con el que puedas relajarte, desestresarte y separarte durante unas horas del trabajo. No tiene que ser nada específico, pero el ejercicio regular u otras actividades físicas funcionan de maravilla y tienen beneficios más allá del alivio del estrés.

La solución más común para acabar con el cansancio mental es controlar los pensamientos y ser conscientes de que la mayoría de los problemas que vemos a nuestro alrededor, no lo son. 

Asimismo, la actividad física y el movimiento en general son muy importantes para mantenernos distraídos. 

Leer, ver una película, escuchar música, bailar o hacer ejercicio son actividades lúdicas que nos permiten mantener una buena higiene mental.



Compartir en google+ o Whatsapp

Hey... soy AGNUS® online

Soy AGNUS online. El Medio Digital que comparte los hechos y todas las curiosidades que ocurren en la red al estilo que siempre me ha caracterizado.
    Comentario
    Comentario Facebook

0 Comentarios:

Publicar un comentario